Cocina en L

Mobalpa Cocina en L

Instalada en ángulo en dos paredes adyacentes, la distribución en forma de L de la cocina resulta ergonómica y ofrece numerosas posibilidades para su acondicionamiento. Abierta o cerrada, grande o pequeña, la cocina en forma de L es luminosa y puede acoger una mesa grande o una isla central para disfrutar de una agradable zona de comedor.

Descubre los consejos de nuestros diseñadores de Mobalpa para la distribución de tu cocina equipada a medida.

 

Ventajas de la distribución de una cocina en forma de L

Cocina blanca en forma de L
Cocina rosa en forma de L
Cocina rosa en forma de L
Cocina azul y madera

Como los muebles ocupan solo dos paredes de la cocina, la distribución en forma de L es discreta a la par que estética. Está dotada de una superficie suficiente para crear una zona para comer adaptada a tus necesidades. Puedes, por ejemplo, instalar una gran mesa para recibir a tus familiares y amigos en un ambiente cálido y acogedor.

Para aumentar el volumen de almacenaje y crear una transición armoniosa entre el espacio de la cocina y el salón, una isla central de diseño y moderna resulta ideal.

Por último, en una cocina pequeña en L, una cristalera de taller será una magnífica opción para dejar entrar la luz natural procedente de la estancia adyacente. De este modo, dará la sensación de que la estancia es más grande.

¿Te gusta este ambiente?

Pedir cita

¡Ideal para ver y tocar los materiales, los colores y las distribuciones!

Cuisine en angle

Cocina negra en forma de L
Cocina gris en forma de L
Cocina en L gris y blanca

Aunque resulte práctico acondicionarla, la configuración en forma de L debe optimizarse para aumentar su practicidad y armonía.

En Mobalpa, nuestros diseñadores han creado muebles de cocina estéticos y funcionales que ofrecen una gran capacidad de almacenaje. Muebles bajos, muebles altos, armarios y cajones deslizantes, columnas, cajones a la inglesa, compartimentos modulables… Elige cada elemento de tu cocina equipada según tus necesidades y gustos.

Los electrodomésticos, por su parte, se ocultarán convenientemente tras grandes columnas que aportarán dinamismo a la estancia.

Por último, la esquina se puede optimizar con un mueble esquinero a medida, equipado con cestas deslizantes o bandejas giratorias, para disponer de un almacenaje de fácil acceso. Dependiendo de la configuración, puede albergar la zona de cocción o el fregadero, liberando así la encimera. La credencia puede incorporar enchufes para conectar electrodomésticos como la tostadora o la cafetera, además de para cargar tus dispositivos electrónicos.

La cocina en forma de L reúne todas las ventajas de una cocina equipada estética y ergonómica.

¿Quieres saber más sobre la distribución de tu cocina en esquina? No dudes en consultar a los diseñadores de Mobalpa, especialistas en distribución de cocinas a medida desde hace más de 70 años.